Nunca pensé que en mi vida sería una mina motelera.
Me hacían Bulling en el colegio y poca era la relación que tenía con mis pares ahí, así que menos pensar en tener algún amor escolar. Yo no tenía mucha gracia, un tanto feíta, gordita, dientes chuecos, pero me defendía. Con qué, ni yo lo sé!

Mi primer pololeo, fue a los 19 años… Si, súper pava. Este tipo me llevaba a un motel que sinceramente creo que es el peor antro de todo Santiago. De esos en los que escuchas absolutamente TODO lo que está pasando. Él, en cambio, pensaba que por pagar $5.000 por 3 horas de placer (más dos tragos de cortesía), era el pololo perfecto.

Y así fue cada vez que ese hombre me llevaba a este motel, jamás pagaba más de cinco lucas. Yo aspiraba a algo mejor, pero poco era lo que se podía esperar de un tipo que en la puerta ya estaba subiéndose arriba mío para terminar rapidito y volver a la U. Así conocí todos los dormitorios y las camareras nos saludaban cada vez que nos veían llegar.

El tiempo pasó y así supe que este personaje me había cagado con la mitad de la universidad!!,hasta con una mina que se supone era mi amiga, no lo podía creer. Al loco lo conocían en el motel porque se llevaba a medio mundo y yo era una de las minas no más. Me la hicieron, todos se enteraron y otra vez era blanco de Bulling. Era lógico, a la fea siempre se la harían! Pero necesitaba vengarme, de alguna forma que contaré más adelante…

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>